No cometas este error al cuidar tu piel

Actualizado: 2 jun 2021




Las mujeres invertimos dinero en nuestro cuidado personal, porque sabemos que durante el día estamos expuestas a los contaminantes del medio ambiente como el Smog de los vehículos que literalmente nos "bañan" sin que en ocasiones podamos verlo. El sol, fuente de energía para nuestro planeta y un indispensable actor para la vida del ser humano, también ocasiona daños a nuestra piel por una sobreexposición ó exposición en horas de mayor radiación solar si no estamos acostumbradas a usar un bloqueador solar. En climas cálidos los aires acondicionados y el clima frío provocan que la piel pierda la humedad natural.

Al terminar el día, cometemos un gran error, lavar nuestra piel con jabón elaborado industrialmente que contienen aditivos químicos que maltratan y resecan nuestra piel.


Una excelente opción para complementar tu cuidado y reducir la sequedad de la piel por factores externos, es utilizar jabones naturales, que no solo limpian, también humectan nuestra piel, manteniéndola suave y protegida. Sin embargo, estaría mal creer que un jabón “natural” es un producto sin contenido de elementos químicos, ya que todo sobre la tierra es química y el jabón “natural”, que también se lo conoce como jabones artesanales, se produce a partir de una reacción química.





La gran ventaja de los Jabones Naturales es que hidratan y humectan y que al ser elaborados artesanalmente, se logra tener el control absoluto de los ingredientes, de su calidad, el enorme placer de elaborarlos y agregarles los nutrientes de acuerdo a cada necesidad, para tener una piel sana e hidratada es decir un producto a medida.


La glicerina es extraída de los jabones comerciales durante su proceso industrial, ya que tiene un gran valor económico en la industria farmacéutica, en la medicina, etc…, lo que deja jabones pobres, residuales que resecan nuestra piel.


Mientras tanto, la glicerina y aceites que quedan atrapados en un jabón natural, más los nutrientes que podamos añadirle, humectan, acondicionan y nutren nuestra piel. Imagínate todos los maravillosos aditivos que nos regala la naturaleza.


Los aceites esenciales y extractos botánicos hacen de los jabones artesanales un producto incompetible con cualquier otro de fabricación industrial.



575 visualizaciones0 comentarios